Articles SEO
  • imprimer
  • mail

El seguro Schengen y sus efectos en Europa AVI International

Schengen seguros AVI

Condiciones del seguro Schengen

Gracias al acuerdo Schengen, viajar por Europa, o al menos por los países europeos que lo suscribieron, es tan sencillo como hacerlo por un único país. Las fronteras interiores han quedado suprimidas, con lo que si visita el viejo continente sólo tendrá que pasar un control de aduana al llegar a su primer destino. Pero recuerde que dependiendo de cuál sea su país de origen y cuánto tiempo vaya a durar su viaje van a exigirle que contrate el seguro Schengen además de obtener el visado correspondiente.

Cualquier ciudadano que no pertenezca a alguno de los países firmantes del acuerdo Schengen deberá contratarlo para poder entrar y moverse por ellos además de poseer el visado necesario para entrar en la Unión Europea. La mayor ventaja es que tan sólo con este trámite podrá visitar todos los países del acuerdo sin atender a las fronteras interiores. Hay que tener cuidado porque los países que exigen el seguro Schengen no son los mismos que los pertenecientes a la Unión Europea. Exactamente son los siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania y Suecia. Si planea viajar a algún otro país deberá informarse de las condiciones de entrada y residencia que tiene. Por favor, fíjese especialmente en que el Reino Unido e Irlanda no pertenecen a los países en los que es válido el seguro Schengen. Tampoco lo será en sus colonias, como por ejemplo en Gibraltar.

No existe un único seguro Schengen, en realidad los países que pertenecen a la zona Schengen lo que exigen son unas condiciones mínimas que incluyen un seguro médico, uno de repatriación, un visado y algunas condiciones más. AVI International le ofrece multitud de seguros que cumplen estas características mínimas exigidas. Ya que para estancias superiores a 90 días la contratación será obligatoria para cualquier ciudadano de origen no europeo merece la pena dedicar unos minutos a decidir y escoger el que mejor se adapte a sus posibilidades y condiciones de viaje.

Los ciudadanos de los siguientes países no requieren seguro Schengen para estancias de menos de 90 días: Países de la UE, Australia, Canadá, Japón, EEUU, Andorra, Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Brunei, Chile, Colombia, Costa Rica, Croacia, Chipre, Republica Checa, Ecuador, El Salvador, Estonia, Guatemala, Honduras, Hungría, Islandia, Israel, Republica de Corea, Latvia, Liechtenstein, Lituania, Malasia, Malta, Méjico, Mónaco, Holanda Antillas, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Polonia, San Marino, Singapur, Republica Eslovaca, Eslovenia, Suiza, Uruguay, Vaticano y Venezuela.

Los ciudadanos de los países no indicados anteriormente necesitan obligatoriamente un visado y un seguro Schengen, sea cual sea la duración de su viaje. En cualquier caso siempre es aconsejable informarse en su embajada de los requisitos necesarios para viajar a un país extranjero, y los países europeos no son una excepción. Es mejor prepararse para el viaje antes de salir que tener problemas al llegar a la aduana.

logo avi
Routard

close

Recuperar tu contraseña: