Noticias AVI International Seguros
  • imprimer
  • mail

Sentirse a salvo en el metro de Nueva York

Viaja a salvo en el metro de NY

Moverse por el metro de Nueva York implica utilizar una de las redes de transporte ferroviario más extensas del mundo y con más de un siglo de historia. Se trata de un vasto entramado muy utilizado para el desplazamiento por esta inmensa ciudad y una buena alternativa al tráfico continuo, sobre todo en la isla de Manhattan.

Seguro que has leído libros o visto películas ambientadas en la década de 1980 en las que aparecía el metro de Nueva York: sucio, "grafiteado", lleno de criminales y pandilleros que iban de vagón en vagón asaltando a los viajeros, dando palizas gratuitas, tirando a los ciudadanos a las vías, ajustando cuentas de forma sangrienta... Tales situaciones ocurrieron en la realidad, pero durante la década siguiente, el metro neoyorquino sufrió un completo lavado de cara y, poco a poco, se logró su conversión en el medio de transporte seguro que hoy en día utilizan millones de personas cada año.

Es cierto que, en general, las estaciones no están bien iluminadas (exceptuando las principales, que suelen encontrarse en Manhattan), el aspecto es viejo y poco cuidado (hay que tener en cuenta que la limpieza de una urbe tan grande y poblada es muy complicada) y nos encontramos en un país en el cual, por ley, cualquier persona puede portar armas cargadas; pero también suele haber mucha gente durante todo el día casi en cualquier estación, hay una red de cámaras de seguridad y también guardias patrullando, aunque lógicamente estos últimos solo se hallen en las zonas más frecuentadas o conflictivas.

Aunque no hay nada absolutamente infalible, es bueno seguir una serie de consejos sencillos y que minimizan el riesgo de llevarnos un mal recuerdo del metro de Nueva York.

Consejos para viajar seguro en el metro de Nueva York

Mientras se prepara el viaje, lo mejor sería realizar una búsqueda por Internet sobre procedimientos de seguridad básicos en los medios de transporte que podamos utilizar, así como apuntar teléfonos de emergencia que seguramente no resultarán necesarios, pero siempre es aconsejable prevenir. Y dependiendo de la zona del metro en la que nos encontremos, podemos tener cobertura (como en las zonas elevadas), así que nunca hay que olvidarse del móvil.

En el metro hay mucho movimiento de viajeros y, durante el día, la frecuencia de trenes es elevada, por lo que será difícil encontrarse solos en un vagón o en una parada. No obstante, de darse el caso, es importante mantenerse cerca de grupos de personas (cuantos más, mejor). Por la noche, en cambio, los trenes tardan más en pasar, hay bastante menos gente y es fácil encontrarse solo en una parada. Si esto ocurre, hay que buscar las denominadas "áreas de espera nocturna" (latenight waiting areas/Off-hours waiting areas) que están controladas por cámaras las veinticuatro horas.

No quedarse dormido en el tren, ni llevar joyas a la vista o la cartera en el bolsillo trasero del pantalón, así como evitar mostrar dinero en público son otros consejos que expone la policía neoyorquina en su web. También sugieren, entre más cuestiones, que se utilice el vagón central del tren, donde normalmente estará el conductor (en algunos casos, se avisa de su situación mediante una señal blanca y amarilla en el coche en el que se encuentre).

Y el sentido común, en general, es lo que mejor funciona en todo momento. Nunca hay que dejarse llevar por los nervios. Haz de tu visita un buen recuerdo y disfruta del metro de Nueva York, en el que encontrarás gente muy pintoresca y variada que merece la pena descubrir.

Aun así, nunca está de más viajar con un seguro de viaje, que pueda cubrirte cualquier imprevisto, en el caso de que estos consejos no sean suficientes. AVI International contempla entre sus coberturas, los posibles asaltos que puedas sufrir, por ejemplo, en el metro de Nueva York.


Post escrito por Víctor Gómez (machbel) en colaboración con TBnet España​

Ir más lejos:

logo avi
Routard

close

Recuperar tu contraseña: