Noticias AVI International Seguros
  • imprimer
  • mail

Año sabático: cómo ahorrar

comida

La posibilidad de poder parar el reloj de repente en tu vida, cortar con la rutina y tomarse un año sabático viajando por el mundo es el deseo de muchas personas, pero en la mayoría de los casos el miedo a no tener suficientes fondos para destinar al viaje hace que el sueño no termine por cumplirse.


ALOJAMIENTO

Pasar una noche tras otra en hoteles parece algo inalcanzable para el bolsillo del viajero medio, y en realidad lo es. Pero no te desmoralices porque hay opciones para ahorrar en los alojamientos, te damos 3:

ALOJARTE EN HOSTALES

La mayoría de hostales no tienen nada que envidiar a los hoteles de toda la vida, son limpios, tienen zonas comunes donde poder conocer a otras personas con tus mismas inquietudes y suelen estar perfectamente localizados. Lo mejor de todo es que los precios son mucho más asequibles por el hecho de compartir habitación con otros viajeros. ¡Dales una oportunidad!

HACER COUCHSURFING

A través de la plataforma de couchsurfing puedes encontrar alojamiento en casas particulares de forma completamente gratuita, aunque lo mejor no es el ahorro, sino poder conocer de primera mano la cultura local. Recomendable 100%.

HACER HOUSESITTING

El housesitting consiste en cuidar casas y mascotas cuando los propietarios se van de vacaciones y es una de las mejores experiencias que nosotros personalmente hemos tenido en nuestros viajes. Aunque es aconsejable solo si quieres vivir durante una temporada en un país, pues la necesidad de estos "cuidadores" suele ser de varias semanas. Si eres un slowtraveler esta opción es perfecta para ti.

COMIDA

Olvídate de comer cada día en restaurantes, el presupuesto se te escapará entre un plato de pasta y una jarra de cerveza. Aunque no temas, hay muchas opciones para disfrutar de la gastronomía local sin gastar mucho dinero.

Lo mejor para comer bien y barato es explorar el fabuloso mundo de la comida callejera y sobre todo copiar a los locales: ellos saben dónde ir para disfrutar de platos ricos y low cost. Otro truco es comprar comida en supermercados y cocinarlos en la cocina del hostal (o de tu host de couchsurfing), de esta forma comerás barato y bien (tras tantas hamburguesas, pizzas, bocatas y street-food, una tortilla de patatas puede saber a gloria!).

TRANSPORTE

La manera más barata para moverte de un lugar a otro es viajar haciendo autostop. Aunque no todo el mundo está hecho para esperar 2 horas bajo la lluvia esperando a que un alma caritativa te ofrezca subir a su coche, está claro, pero es mucho más común de lo que te crees: hay hasta una especie de wikipedia de los autoestopistas.

Si no te animas a levantar el pulgar puedes viajar barato gracias a muchas compañías low cost tanto de aviones (Ryanair, EasyJet, AirAsia…) como de bus (Megabus, Flixbus) o incluso compartiendo coche con Blablacar. En otros continentes, como es el caso de Asia, moverse con transporte público es realmente barato (calcula 1€ por hora de trayecto).

SALUD

Uno de los errores más comunes entre los viajeros de bajo presupuesto es no contratar un seguro de viaje. Mal, muy mal: la jugada puede salirte cara. Viajar con seguro no solo es un acto responsable para ti (y los demás) sino que puede evitarte tener que desembolsar grandes cantidades de dinero en caso de que necesites hospitalización o algún tratamiento de urgencia. No te la juegues, lo barato, en este caso, sale caro…

Como ves para viajar no hace falta ser rico: hay mil y una manera de viajar barato, solo tienes que encontrar la tuya

Post escrito por Letizia y Cassetta en colaboración con TBnet España
logo avi
Routard

close

Recuperar tu contraseña: